domingo, 10 de enero de 2010

La lavandería



Hoy sí. Hoy me ha tocado vivir mi propio capítulo/escena de serie/peli estadounidense. Hoy he ido a hacer la colada a la lavandería… La verdad, he ido como si fuese una aventura. Me he preparado a conciencia: cámara, libro, MP3, Coca-Cola, monedas… y un billete de 10€ por si acaso, la bolsa con la ropa previamente separada en color y en blanco, detergentes y suavizante. Bolsa del IKEA y bolso. A ponerme capas como una cebolla, nos cargamos como una mula, cascos en los oídos, gorro, guantes y ¡a la calle!

Al pasar por el restaurante español (al que aún no he entrado, porque tengo miedo de engancharme al pincho de tortilla y no alimentarme más que de eso) he visto a una niña feliz en un trineo de plástico tirada por su abuelita…: dos pasos y media vuelta, 5 pasos y media vuelta, y así recorriendo un pequeño tramo de la plaza. Lástima que fuese un riesgo sacar la cámara y hacer una foto a la feliz niña… por eso de que podría considerarse delito…

Una vez en la lavandería, a leerme todos los carteles habidos y por haber y descubrir que tenía que comprar unas fichas que equivalían a un lavado en las lavadoras de 3.5 kg y 6 kg, o a una ronda de secadora/planchadora, y para las grandes lavadoras tipo industrial hacían falta dos fichas. Como lo único que por ahora está roto en mi edificio es la lavadora, y la secadora funciona a las mil maravillas siempre y cuando una menda vacíe el depósito (no sé por qué, pero tengo la sensación de que la única persona que lo hace soy yo…), compré dos fichas con mi billete de 10€… recibiendo 3€ en monedas de 50 céntimos, con lo que mi cartera ahora pesa un montón, a pesar de no llevar encima ni 5€… el caso es que obtuve mis dos fichitas, y me dispuse a descifrar los dibujos de las lavadoras tras haber metido en una la ropa blanca y en otra la de color… hasta que, tonta de mí, tras haber echado en una el detergente y el suavizante un poco intuitivamente, descubro que donde están los botones hay unas breves indicaciones en Francés y en Holandés, además de unos carteles al revés encima de las lavadoras (y digo al revés porque a la izquierda están los pasos 4-6 y a la derecha los pasos 1-3, por lo que hay que leer mezclando un poco el estilo occidental y el oriental…). Y las lavadoras son tan majas que te ponen el tiempo… así que saqué mi libro, me peleé con la botella de Coca-Cola, y me dispuse a esperar mientras leía And then there were none, de Agatha Christie… que resultó ser 10 negritos, pero se ve que cambiaron el título unos años después… pero como me costó 1€ y no lo tenía, me dispuse a releer, sabiendo ya quién era el asesino, y ver si podía ser una buena detective…

Cuando terminó la primera lavadora, me puse a doblar la ropa metódicamente, me dio tiempo a leer 3 páginas más hasta que terminó la siguiente, y me dispuse de nuevo a doblar la ropa, aproveché que la lavandería estaba vacía para hacer unas cuantas fotos hasta que vino una señora, me fui discretamente sin poder hacerle una foto a la máquina expendedora… ¡de detergentes y suavizantes! y cargada de nuevo salí camino a casa…


La secadora industrial...

... y por si te aburres esperando, hay hasta resvistas españolas!!


Y ahora mi ropa está en la secadora del sótano (otra vez he tenido que vaciar el depósito) y… bueno, terminar diciendo que ahora es obligatorio reciclar o hacer “tri” como anuncian los carteles del Ayuntamiento… así que tuve que buscar y rebuscar las bolsas azules (plásticos, briks y latas) y amarillas (papel, cartón…), porque se ve que en cuanto salieron la gente acabó con las existencias… hasta ayer, que encontré por fin.

Así que ahora tengo 3 bolsas de basura en casa, y mi conciencia está más tranquila ahora que debo separar.

2 comentarios:

elvis. dijo...

de expedición a la lavandería! :)
secadora industrial? ese aparatejo tiene más pinta de planchadora industrial! un día tienes que probarla.
ahora está nevando. es schneit, es schneit, kleine!! :) mañana me hago un mantoncillo blanco, ya verás que bien. a ver si mañana circula algo por calles madrileñas a primeras horas...

Lady Blue dijo...

jajajjaja a mi me recordo a cuando iba al SIMO con mi padre y primero ibamos a ver lo de su trabajo y luego los juegos y demas (q en cada edicion habia menos...) y cuando veiamos las impresoras esas industriales, q te imprimian carteles gigantes.... xD

aqui sigue nevando!!!! ay, q bonito y q frio esta todo....