lunes, 20 de julio de 2009

Junk Club



El Sábado, por mi cumpleaños, salimos los 4 a cenar. Y para una fecha tan especial como los 20 años mi padre nos descubrió un lugar maravilloso, que parecía hecho especialmente para mí.
El JunkClub es un sitio pequeñito, pero especial.

Cerca de la Plaza de la Paja, comparte local con LaMusa. Ha que bajar estas escaleras para llegar a sus dos salas.

De frente te encuentras con el gran letrero de la primera fotografía, y debajo un ventanal da a una pequeña cocina.

A la derecha, este pasillo da unos baños empapelados con recortes de reistas y periódicos antiguos.


Es un lugar realmente acogedor y encantador. El problema es que de tan pequeño, a las 23h o así ya no entra más gente. Por eso, si se quiere cenar allí, es recomendable llegar pronto. Tiene una variada carta de cócteles, y un bar-man dedicado a su elaboración, así que no habría problemas a la hora de esperar a que te den sitio.

Las dos pequeñas salsa recuerdan a cuevas. Están decoradas con objetos antiguos: gramolas, radios antiguas, una televisión emitiendo programas antiguos, una pared forrada de libros, barras de futbolín a modo de perchas… La verdad es que el sitio me enamoró.
En cuanto a la comida, abundante, y si no lo es, llena bastante. Nosotros pedimos unas mazorcas con queso parmesano y salsa de yogur, deliciosas, aunque un poco quemadas, para empezar.
De segundo, yo una “bomba de pizza”, una pizza margarita de queso de búfala y tomates cherry hecha una bola, con salsa de tomate, realmente deliciosa. Mi madre, una paella “redonda”, que consiste en una bolita de arroz rellena de ingredientes de paella. Quizás tenía demasiado limón, o es que como no me gusta el limón a mí me sabía mucho.
Mi padre y mi hermano fueron los carnívoros: unas costillas cuba-libre para mi padre, que tuvimos que cambiar, porque estaban quemadas, y una hamburguesa de buey para mi hermano. Supongo que estaban buenas, porque les encantó, y las devoraron.
De postre, una fuente de chocolate. Pedimos para 2, porque ya estábamos bastante llenos… e hicimos bien, porque viene mucho: una fuente mediana de chocolate, con boles de fresa, plátano, gominotas y nubes. ¡Mi hermano y yo disfrutamos de lo lindo! Lo malo es que no tuvimos la paciencia suficiente para que el chocolate se calentase…

Se lleva muy buena puntuación, a pesar de los “quemados” y de que tardan bastante en servir… son 5 camareros, pero supongo que tardaban porque está relativamente recién hecho…

Y los precios no están nada mal… A nosotros nos salió a unos 22 euros por persona.

****
.
Listening to: Chica underground, de Carlos Ann, versionada por Ovejas Negras. ¡Me encanta esta canción!
.
Pics: El “mural”, la escalera de bajada, el pasillo a los baños, las lámparas boca-debajo de la primera sal, nuestra mesa, forrada de partituras. Más en www.myspace.com/Lady_Blue_89
.
Reading: A ver qué empiezo ahora...
.
Lady Blue is dyin' for Paradise: a love, chocolate and Rock&Roll land...: BRUSELAS (Buscando hotel...)
.
Hellville de Summer!!

3 comentarios:

elvis. dijo...

faaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!
Llevaba un montón de tiempo buscando este sitio! Ay, siempre eres la clave de todo! :)
Bien, bien, asi que está por la pza de la paja... y yo sin saberlo!

¿vamos juntas en agosto para despedirnos ambas de madrid y volar hacia Belgium? ;)

Lady Blue dijo...

jejeje te gusta? a mí me encantó... y me hizo pensar en tí... lo iba recorriendo y pensando en lo mucho que te gustaría... así que queda pendiente una cenita ahí... :D

pienso hacer algo de despedida a finales de Agosto, con más gente... pero algo así bonito sería ir ahí... menos personas... jejeje

biSoux!

elvis. dijo...

yo tengo que ir al junk conti. :) eso es obvio. OBVIO.