sábado, 14 de abril de 2007

Inca Kola


Lo prometido es deuda, así que aquí va la primera de las críticas literarias y recomendación:

Después de "Viaje a la Alcarria" de Camilo José Cela, aquí está una novela que sigue con el estilo que inició Cela: las novelas de viajes: "Inca Kola", de Matthew Parris.


Primero, una breve introducción a la Inca Kola. La Inca Kola es un refresco muy, muy, muy popular en Perú, como la Coca-Cola. De hecho, es de esa empresa, como su nombre indica. Esto se muestra en la novela.
Hay que tener en cuenta que en Perú se bebe más gaseosas (refrescos) que agua, por la mala calidad del agua corriente (si vais a Sudamérica, no bebáis agua del grifo, al menos en Perú), además de que el agua embotellada es más cara que cualquier gaseosa, lo que muestra la maldita influencia capitalista, adémás de explicar por qué mis abuelos se arruinaron cuando fuimos a Perú, y es que yo tengo que beber agua todos los días y con las comidas....

Bueno, dejando eso aparte, sólo quería mostraros la importancia del término "Inca Kola" y por qué se llama así la novela.


Pasemos ahora a la novela en sí.

Imagináos a 4 guiris, ingleses, de viaje de aventura por Perú, al más puro estilo "Viaje por la Alcarria": en micros, colectivos, trenes-no-de-turista, e incluso burros, camionetas y camiones cisterna. El resultado es delirante, con un montón de anécdotas divertidas, y otras no tanto, porque para quien lea este libro puede parecer que se exagera algo, pero yo puedo decir que no: lo del tráfico es verdad, el estilo de vida, la pobreza... al menos sé que eso es verdad.... Y para verlo sólo hace falta pasar unos días allí, pero no en hoteles, en plan turista, sino en plan viajero, porque hay una diferencia entre ambos, aunque no lo parezca.

Pues nada, ahí queda mi recomendación. Si alguien quiere leerlo, yo lo presto, pero HAY QUE DEVOLVERLO, porque tengo unos cuantos libros perdidos, porque, como dicen en la peli "Roma": "La mejor forma de perder amigos es prestando libros".


2 comentarios:

Usky dijo...

Joer, cuando ns fuimos mi padre y yo a egipto, allí bebían Mecca-Cola, no la probé, pero el símbolo era exactamente igual al de cocacola.
besos!!!

Anotnio dijo...

Te he puesto en el post anterior que me ha gustado lo poco que llevas de blog... pues esta entrada es la que más, en cuanto pueda intentaré pillarme el libro y si, además del estilo, tiene algún otro parecido con Viaje a la Alcarria, seguro que es genial.

Saludos,

Anotnio